Archivo mensual: febrero 2011

El yin y yan en la comida asiática (2ª parte)

En la última entrada, hemos hablado del equilibrio de los sabores para llegar la comida asiática.  Elaboramos más sobre este tema, de los ingredientes.

En los últimos años, los nutricionistas predican de comer todo de cada grupo de comida, es decir, cereales, frutas y verduras, carnes, etc. Desde siglos, a la hora de comer, hay siempre en la mesa verduras y arroz y si es una familia más afortunados, hay carne. Esa es la base de los ingredientes en cada comida.  Hoy día, es igual.

La diferencia hoy en los restaurantes, no disponen platos como en casa. Lo que hacen es combinan todos platos en una porción individual en un sólo plato. Un plato combinado suele tener arroz, carne y verduras. Y según el tipo de plato, viene con un pequeño bol de caldo para acompañar el plato combinado.

La comida vietnamita y tailandesa suelen ser sana, ligera y claro, deliciosa. Acordaos de esta recomendación a la hora de pedir en el restaurante, un poco de todo es una regla acertada. Buen provecho!

Anuncios

El yin y yan en la comida asíatica

Cuando llegué a EEUU,  no sabía la diferencia que había en los ingredientes en Occidente y Oriente. Finalmente, cuando fui a ayudar cocinar en el restaurante de mi tía, me enteré por qué el sabor es tan diferente entre comida asiática y europea. 

En Asia, hay una filosofía que hay existe el equilibrio, en la naturaleza, que es una perfección que todos queremos ser, que es el yin y yan. Si existe una fuerza, siempre existe una fuerza contraria. Ni el bien es tan bien sin que exista el mal. Es decir, no sabemos qué es bien hasta que conozcamos el mal, el negro sin conocer qué es blanco, la fuerza positiva sin conocer la fuerza negativa, etc. Esa filosofía transciende en la cultura y claro, la comida. Buscar siempre el equilibrio ha sido importante en la vida cotidiana, igual que en la comida.  La comida asiática en muy compleja en la manera de buscar un sabor compuesto de los cinco sabores fundamentales (agrio, dulce, salado, amargo y umami).

En el occidente, existe este equilibrio en la comida Europea también pero en una manera muy distinta a la aplicación y resultado final. Por ejemplo, la tradicional comida occidental está dividido normalmente en 3 pasos o platos, el aperitvo, plato principal y postre. El apertivo suele ser salado, a veces hay platos dulce. Luego, el plato principal que casi siempre está salado. Y por último, el postre es casi siempre dulce.

En Asia, como explicaba en los blogs anteriores, donde la comida sale todo a la vez, platos que son de cada plato de cada tiene un distinto sabor, agrio, dulce y salado. Si no hay dulce en los platos, la bebida suele ser dulce, algún zumo de una fruta (también bebida sin sabores, como el té caliente sin dulce añadido).

Para ser aún más preciso, el plato combina como mínimo 2 sabores, normalmente dulce y salado, como salsa de pescado con azúcar en Indochina y salsa de soja con azúcar en China.

La próxima vez que vais a comer en un restaurante o en un casa que sierve la comida asiática, nota sabores y los ingredientes que hay en los platos y la manera en que sierven (juntos o uno a otro en serie).