La riqueza cultural no se da por sentado

La primera vez que vine a España, no imaginaba tanta comida y variedad de verduras y mariscos y pescado que ofrece al público. Desde aquel momento ya me di cuenta que este país aquí se come bien y que la gente toma su comida en serio. Algo que valoro muchísimo. No sólo se ve en la los mercados pero también en los restaurantes, es más ponen la gente una buena parte de su prosupuesto a salir a comer los domingos y más.

De país destrozado por la guerra, el pueblo que se divide por la ideología y se mataban por ella, se olvida las cosas más importante en la vida, que es la vida, la familia y el costumbre de la vida cotidiana y la cultura, arte y comida. A veces tengo la obligación que llevar y continuar las cosas buenas y no feas de un país que la generación pasado y hoy sólo se conoce por la guerra. La mejor y más fácil vía en un entorno agradable para transmitir la cultura es la comida.

Después de visitar el campo de concentración de Auschwitz, se aprecia más qué la cultura que tenemos que guardar y ser orgulloso de ella, no sólo la cultura de uno pero de los demás. Hay que celebrar la diversidad, sin ella la vida será más aburrida y monótona. “Vive la différence!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s