Archivo de la categoría: Anécdotas

¡He vuelto!

he-vuelto¡Hola amigos!

Cuanto tiempo ya sé. Disculpad por dejar este blog en blanco durante tanto tiempo. Con la crisis y otros compromisos con la familia, no tuve mucho tiempo para dedicarme a escribir los artículos  bien y con tranquilidad para que os merezca el tiempo leerlos.

¿Qué he hecho todo este tiempo, os preguntaréis? El catering que no fue demasiado bien pues con la falta dinero, la gente en la Costa del Sol no estaba para muchas aventuras con el catering, la falta de contactos para que la gente pueda recomendarlo por el boca a boca, y sobre todo, el desconocimiento de esta comida de mucha gente, por lo que no se atrevían a encargar un evento grande para que posiblemente a los invitados no les gustara la comida. Es un riesgo del que me doy cuenta ahora. Sí, el catering de comida española es diferente porque todo el mundo la conoce, está familiarizado con sus sabores y sabe qué contiene, pero en el caso de la comida indochina, nadie sabe qué ingredientes tiene o cuál es su sabor.

En definitiva, sigo con el catering pero hay que tener una estrategia más amplia para penetrar el mercado. En todo este tiempo he estado buscando un local para promocionar la comida sin invertir demasiado y dar la oportunidad a la gente de probar y hacerse al paladar con tapas y platos sencillos. Buscar un local no es una tarea para hacer en los ratos libres, es todo un trabajo que lleva muchas horas. Hay que moverse, hablar con la gente, buscar y mirar.  ¡Es agotador!. Llevo un par de años, incluso durante la crisis, y sigo buscando un local ideal que pueda convertirse en mi sede de operaciones.

Hay que ser optimista ahora porque, como dicen algunos, poco a poco empezamos a salir de la miseria económica. Como dice el proverbio chino, la palabra ‘crisis’ es sinónimo de ‘oportunidad’. Hay que aprovecharla para progresar.

¡Ánimo a todos y pronto presentaré más platos con sus recetas!

¡Hasta pronto!

La vida de mi madre

Mi madre y yo.

Mi madre y yo.

Escribo esta entrada como dedicatoria a las mujeres en general y a mi madre en particular. Mi madre se fue la semana pasada y aproveché todo el tiempo para que me contara cosas de su vida, de la familia extendida (ella tiene 16 hermanos) y sobre todo de la comida y las tendencias en la cocina indochina (nuevas técnicas e ingredientes para elaborar platos sin muchos recursos disponibles).

Mi primera comunión con mi hermano y mi madre

Mi primera comunión con mi hermano y mi madre

Cuando éramos pequeños, yo solo pensaba que ella era una mujer que nos cuidaba de forma obligatoria con muchas reglas seguidas de “no… no… no”. Siempre estaba ahí pero lo dábamos por hecho sin pensar más. Parece que estábamos obligados a hacer lo que decía ella y pronto queríamos deshacernos de ella para independizarnos de una vez y vivir a nuestra manera. Después se da uno cuenta de que es una persona que tiene una larga historia llena de angustia, amor, compasión, enfado, tristeza, soledad, secretos, paciencia, arrepentimiento y más. Una persona real y no sólo una madre que tiene sus ideas sobre lo que era mejor para nosotros.

Mi madre y padre en su día de boda

Mi madre y padre en su día de boda

Esa es mi madre. Una persona que intentó sacarnos de un país en medio del caos, conflicto, muerte y hambruna. La madre que tuvo que calmar a los soldados americanos después de que un niño soltara que mi padre simpatizaba con los vietcong. La madre que nos explicó por qué nuestros amigos se expatriaron a los distintos países para buscar una vida mejor o por qué había soldados en cada esquina de la ciudad y por qué había tanto ruido de bombas a todas las horas. La madre que nos consoló cuando unos de mis amigos encontró una granada entre los escombros y explotó en frente de nosotros. La madre que nos obligó comer la misma sopa de verduras todos los días durante meses para estar nutridos durante la estancia en el campo de rehabilitación.

Mi madre reunido con mi padre después de 10 años separados

Mi madre reunido con mi padre después de 10 años separados

Ella perdió su vida profesional y gran parte de su vida personal para salvarnos. Apenas se casó con mi padre, él se marchó solo a EEUU para buscar una vida mejor para toda la familia. La separación de 10 años les convirtió en extraños cuando reanudaron la relación con dos niños entre ellos.
Un par de años antes de la guerra, mi madre comenzó su carrera como maestra de primaria. Pero todo paró cuando las escuelas cerraron por la seguridad de todos. Al llegar a EEUU, ella tuvo que empezar de nuevo, aprender inglés, ponerse a estudiar para examinarse para conseguir un título para ser maestra mientras cuidaba los niños que también tenían que aprender el nuevo idioma, integrarse a la nueva cultura, hacer amigos y aguantar las burlas y el odio por ser vietnamitas.
Con sus padres en Australia y sus hermanos dispersados por los EEUU, no tenía su propia familia para pedir apoyo.

Mi madre con su nieta. Una feliz final.

Mi madre con su nieta. Una feliz final.

Así fue su vida. Sacrificó mucho para que nosotros tuviéramos paz y la prosperidad. Su sonrisa transmite amabilidad pero en sus ojos se ve la amargura de la vida. Intento cada día entregarme y recordar que sólo hay una vida y hay que vivirla y dar todo a tus hijos para que su vida sea mejor que la tuya. Esa es la filosofía que me guía, y ver cómo ella vivió su vida es para mí un ejemplo. Tengo un legado que quiero transmitir sobre un pueblo, su cultura y su comida para no olvidar por qué estoy aquí.

Al decir adiós en el aeropuerto, le di las gracias por todo pero sé que tener a sus nietos alrededor, viéndolos contentos y sanos tiene más valor que mis palabras de agradecimiento.

Indochine Ly Leap, un vistazo en la alta cocina de Vietnam

Restaurante Indochine Ly Leap en Barcelona

Restaurante Indochine Ly Leap en Barcelona

La semana pasada fui a Barcelona para ver a un amigo y también para arreglar unos asuntos sobre el catering para sólo un día y nada más. Aunque no tenía mucho tiempo que perder no quería dejar pasar la oportunidad de probar un restaurante que un cliente me recomendó. Mi cliente es de Barcelona y amiga del propietario del Indochina, Ly Leap.

El ambiente y la decoración

El ambiente y la decoración

Antes de irme, eché un vistazo en la página web del restaurante. Con tantas fotos con el fondo del restaurante, ya me picó la curiosidad  porque la decoración no parecía para nada el estereotipo de los restaurantes asiáticos. Hice una reserva para comer con un amigo al que hacía 10 años que no veía. Enfin, El restaurante está en la calle Muntaner. La entrada llena de verde con muchas plantas, que daba un aire de ambiente tropical. Al entrar pedí mi mesa. Siguiendo al fondo, encontré un restaurante enorme, por lo menos, 200 metros cuadrados. En en el centro del restaurant está la cocina, a la vista a través de un cristal, para que todos puedan ver cómo se elabora la comida. Una idea genial, pensé, no hay mejor manera para demostrar el arte de desarrollar cada plato. Después de sentarnos, seguimos mirando alrededor sin parar el diseño y la decoración. Los detalles que ha invertido para obtener un auténtico paraíso, impresionante.

La presentación y la gastronomía

La presentación y la gastronomía

Lo que me impresiona es que aunque la comida puede parecer diferente, la esencia del sabor es tan clásica y auténtica que no se puede negar lo buena que era. La manera de presentar es totalmente diferente de lo que estoy acostumbrado a ver, pero al primer bocado lo reconocí inmediatamente. A mi amigo que me acompañó al restaurante le gustó mucho. La verdad es que no pude tomar fotos de todos los 7 platos por la poca calidad de mi cámara y por la poca luz que había para hacer justicia a los que hemos degustado. Fue todo un lujo.

El sabor fiel a la tradicion

El sabor fiel a la tradicion

Tengo que volver para probar los platos aparte del menú. No son numerosos pero suficientes para elegir algo diferente en cada visita. Además, al haber pocos platos se sabe que están muy cuidadosamente preparados. Si tienes la oportunidad en Barcelona para probarlo, te lo recomiendo. ¡Buen provecho!

Siempre hay cosas que mejorar – la mía hablar en público en castellano

Una de mis pasiones eran los idiomas. Me apasiona como hablan los franceses, los italianos y desde luego los españoles. No sólo el idioma pero la manera que estructura la frase, también de poner la idea con muchos referencias culturales y literarias, que siempre uno tiene que investiga más para entender bien lo que quiere decir la persona que dijo la frase.

Aunque llevo en España casi 10 años, no me estoy satisfecho con mi nivel, menos el nivel para hablar en frente un público. Encima, después de un estrellado fracaso del casting del Canal Cocina en noviembre pasado, he dedicido buscar una manera para mejorar no sólo hablar en público pero también el castellano en general.

Es más de vez en cuando, tengo que liderar los talleres de cocina (últimamente con PepeKitchen. La más grande taller fue en el Mundo Thermomix en Madrid en frente de 200 personas. Salió bien pero no estaba satisfecho. Se notaba que tenía que buscar palabras, las frases no sonaban bien o no salían gramaticamente correctas o había muchas pausas que ponían a los alumnos un poco nerviosos o impacientes. De toda forma, tenía que hacer algo para presentar mejor los talleres.

La mayoría somos profesionales que quieren mejorar su inglés (hablar y hacer en público), yo en castellano. Cada semana, rota el idioma de la reunión.

Enfin, a través de una amigo norteamericana, que me presentó a la presidenta del Toastmasters de Parque Tecnológico de Andalucía en Málaga y me habló el objetivo del grupo, he apunté justo después. Toastmasters International es muy conocido en todo en mundo y yo fui un socio cuando estaba en la universidad.

Sólo 2 horas de cada semana, ya llevo casi un año con este grupo para mejorar cada sesión como debatir, improvisar hablar de temas corrientes y temas muy desconocidos. Una practica real que te prepara para cualquier cosa. Me encanta no sólo conseguir mejorar lo que quería pero también, hacer amigos y conocidos para hacer networking profesionalmente.

Si estás buscando algo parecido estoy seguro que habrá una sede en las grandes ciudades en España, como Barcelona y Madrid. Os animo a buscar una cosa que quieres mejorar. Yo, este año, quiero hablar mejor en castellano en público.

La apertura del servicio de catering y envío de la Cocina Indochina en el PTA Málaga está cerca – 1 de febrero 2012


¡Sí señor! Queda pocos días (1 de febrero) antes de presentar mi comida en el Parque Tecnológico de Andalucía de Málaga en Campanillas. Tengo mucha ilusión emprender este nuevo proyecto, como mi propio bebé. ¿Por qué me pregunta? Porque es un desafío total en un mercado desconocido con un perfil público muy muy lejos de la idea que tengo pero vamos a intentar penetrar y conquistarlo. La mayoría son jóvenes e informáticos, que es un buena señal pero son con poco poder acquisitivo. Es difícil con muy poco margen de maniobrar que puede significa un fracaso o un éxito.

Quiero ofrecer algo nuevo, diferente de lo normal que ya está ofreciendo ahí. Lo de siempre es bueno pero un día o de la semana con algo diferente te revitaliza tus ideas y ganas de vivir, trabajar y amar. ¿Por qué no?
Hay algunos que serán proyectos difíciles pero para mí siempre me gustan los desafío adverso, como ya son las historias de mi vida y sobrevivirlas. Yo sé que va a tardar tiempo pero tengo toda la confianza en la comida y la calidad que me pongo en ella.

Dentro de pocos días, voy poniendo el menú en el folleto digital para los que interesa saber y pedir.
¡Deséame suerte!

¡Ya cumple mi blog un año!

Hace un año en diciembre de 2010 cuando empecé este blog. Nunca he soñado que iba a tener tan larga la trayectoria con tantas cosas que decir, escribir y presentar con tanto éxito.
Cuando empecé en Facebook sólo quería tener mis recetas para unos amigos  que viven en y fuera de España. Empecé con unas recetas favoritas que me enseñaron mis madres mis tías y amigos. También querría coleccionar lo y ponerlo en un sitiovaya donde vaya sin perderlo. Pero poco a poco tenía otras cosas que compartir y empezado con un blog de WordPress además de recetas. Nunca imaginé que había un tanto interés especialmente  sobre una comida tan desconocida en España y en los países hispano hablantes.

Me alegro mucho que ha servido para mucha gente lejos y cerca de mi. Espero que siga este blog como una referencia de la comida auténtica vietnamita y tailandesa en español. También me da una sopresa positiva de este blog es tener la oportunidad para conocer y hacer amigos que comparten la misma pasión que yo. He aprendido mucho de ellos igualmente de ellos de mi. Por qué? porque la verdad es que no sé todas las recetas que hay. Con mi madre he aprendido más de 100 recetas pero aún hay más por aprender. Sólo con la comida vietnamita, hay cientos de recetas de diferentes regiones, igual de tailandesa. De vez de cuando un siguedor me pide una de las recetas que no he comido desde pequeño. Así queda muchas cosas que aprender, probar y disfrutar.
El objetivo para el este año es concentrarme en los ingredientes. Después de recibir muchos comentarios y opiniones sobre las recetas creo que hay que ir a fondo y detalles sobre los ingredientes. También voy a dedicarme poner más recetas en video y imágenes. Naturalmente, no será completo este blog sin comentar y destacar los hechos, diferencias y experiencias culturales de Asia, de vietnam y tailandia en particular con las de España.
Espero también este año a conocer en personas los amigos que he hecho a través de este blog. ¡Muchas gracias a todos que me sigue y me animan! ¡Sin tus preguntas, comentarios, opinions y apoyo no será posible seguir haciendlo!

Un nuevo taller de cocina indochina (vietnamita y tailandesa) en 24 de marzo con Pepekitchen.com

Estoy orgulloso de colaborar de nuevo con el maestro de cocina José Maldonado, o  mejor conocido como PepeKitchen, en ofrecer a los aficionados y profesionales de cocina la oportunidad para aprender la técnica de cocina de Vietnam y Tailandia. En este curso de 4 a 5 horas, aprenderemos los  ingredientes y sus características, la preparación, los utensilios y herramientas de cocina y finalmente combinar todo para hacer unos platos más emblemáticas de eses países.

Acordaros que este taller sólo se ofrece aquí es el único en España, ni en Madrid ni Barcelona. Así que es la única oportunidad para hacer bien los auténticos rollitos vietnamitas, fritos y crudos, la sopa de pollo a la galanga, el curry rojo con langostinos y piña, y finalmente el crêpe relleno de plátano caramelizado. Creo que es pedaza de menú para hacer, probar y luego sorprender a tu jefe o familia y amigos.

Hay plaza limitadas y de momento es el único taller que ofrezco.  Animaros y apuntaros. Si no haces, hazlo por tu querida como regalo. O si piensas en venir a la Costa del Sol de vacaciones en Semana Santa, puedes pasar una mediodía para aprender algo nuevo y pasar y comer bien con nosotros y nuevos compañeros.

Aquí está más información para inscribirse.

http://www.pepekitchen.com/cursos-de-cocina/taller-de-cocina-indochina/

¡Hasta pronto amigos!