Archivo de la etiqueta: tailandesa

Langostinos caramelizados

Langostinos caramelizados

Langostinos caramelizados

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de azúcar de palma
  • 2 dientes de ajo, picado
  • 300 gr. de langostinos (o gambones)
  • 2 cucharadas de aceite
  • Media cucharadita de sal
  • Pizca de pimienta
  1. Primero, pelar los langostinos dejando la cola. Después, con un pequeño cuchillo afilado con la punta del cuchillo agudo (para pelar frutas), quitar la tripa de los langostinos hacer una incisión la largo de la espalda del langostino. Con la punta del chuchillo, quitar la tripa y con el dedo tirar la tripa entera del tripa lentamente. Repetir a todos los langostinos.
  2. Para hacer el caramelo, echar en la sartén el azúcar de palma y 3 cucharadas de agua en un fuego medio alto. Dejar hervir hasta que se ponga marón y espeso, retirarlo del fuego y echar un cucharada de agua fría para enfriar el caramelo rapidamente. Antes que se ponga sólido, utilizar la espátula o una cuchara y quitar el caramelo de la sartén y guardar.
  3. Poner una nueva sartén en fuego medio alto con el aceite y ajo picado. Cuando se ponga dorado el ajo, echar los langostinos y la mitad de la sal y pimienta encima de los langostinos.
  4. Cuando se ponga la carne se ponga roja, 1-2 minutos, dar la vuelta a los langostinos echando la otra mitad de la sal y pimienta.
  5. Despúes de cocer 1 minuto más, echar el caramelo encima los langostinos y removerlos bien hasta que el caramelo se desuelva bien sobre los langostinos (un aspecto glaseado) otro minuto. Retirarlos y servir inmediatmente.

Ese plato se puede acompañar con el arroz, encima de una ensalada o con el pan.

Langostinos caramelizados

IMPORTANTE: El azúcar de palma es imprescindible en esta receta porque no sólo pone el plato más sabroso (no tan dulce y un sabor natural) pero también la textura  es más sedosa, el color y el aspecto más parecido a la miel. Se puede encontrar en las tiendas de alimentación asiática (ver la imagén debajo). No debe dejar el azúcar demasiado tiempo en la cocción porque se pierde el sabor y sus propiedades naturales.

Azúcar de palma

Azúcar de palma

Para más recetas asiáticas en 5 pasos o menos, sigue a <a>https://cocinaindochina.wordpress.com</a&gt;

¡He vuelto!

he-vuelto¡Hola amigos!

Cuanto tiempo ya sé. Disculpad por dejar este blog en blanco durante tanto tiempo. Con la crisis y otros compromisos con la familia, no tuve mucho tiempo para dedicarme a escribir los artículos  bien y con tranquilidad para que os merezca el tiempo leerlos.

¿Qué he hecho todo este tiempo, os preguntaréis? El catering que no fue demasiado bien pues con la falta dinero, la gente en la Costa del Sol no estaba para muchas aventuras con el catering, la falta de contactos para que la gente pueda recomendarlo por el boca a boca, y sobre todo, el desconocimiento de esta comida de mucha gente, por lo que no se atrevían a encargar un evento grande para que posiblemente a los invitados no les gustara la comida. Es un riesgo del que me doy cuenta ahora. Sí, el catering de comida española es diferente porque todo el mundo la conoce, está familiarizado con sus sabores y sabe qué contiene, pero en el caso de la comida indochina, nadie sabe qué ingredientes tiene o cuál es su sabor.

En definitiva, sigo con el catering pero hay que tener una estrategia más amplia para penetrar el mercado. En todo este tiempo he estado buscando un local para promocionar la comida sin invertir demasiado y dar la oportunidad a la gente de probar y hacerse al paladar con tapas y platos sencillos. Buscar un local no es una tarea para hacer en los ratos libres, es todo un trabajo que lleva muchas horas. Hay que moverse, hablar con la gente, buscar y mirar.  ¡Es agotador!. Llevo un par de años, incluso durante la crisis, y sigo buscando un local ideal que pueda convertirse en mi sede de operaciones.

Hay que ser optimista ahora porque, como dicen algunos, poco a poco empezamos a salir de la miseria económica. Como dice el proverbio chino, la palabra ‘crisis’ es sinónimo de ‘oportunidad’. Hay que aprovecharla para progresar.

¡Ánimo a todos y pronto presentaré más platos con sus recetas!

¡Hasta pronto!

La cola de la cebollta – ¡qué no la se tire!

Macerar la carne con la cola de cebolla para dar un sabor distinto

Macerar la carne con la cola de cebolla para dar un sabor distinto

He visto el otro día en un programa de Karlos Arguiñano como hacía un guiso. Todo bien hasta que vi como cortaba la cebolleta en dos y tiraba a la basura la cola (partes de verde y blanca). ¡Que horror! Cómo se puede tirar la comida así. Esa cola tiene muchas aplicaciones que puede degustar nuestro paladar.

Sopa de arroz, como muchas sopas, se añade al servir, para decorar y dar un toque al sabor.

Sopa de arroz, la cebolleta se añade al servir, como a muchas otras sopas, para decorar y dar un toque de sabor.

En la cocina asiática, no se tira casi nada del animal o la verdura. Al ser prácticos y pobres,se considera que siempre se puede utilizar cualquier parte para algún plato. La cebolleta, para mí es un buen sustituto de los ajetes, y se encuentra abundantemente en Asia hasta hace poco en España. Además los ajetes siguen siendo caros, así que los utilizo solo de vez  cuando. Aunque es un poco más fuerte que el ajete, va muy bien para cocinarla.

Huevos de codornices decorados con la cola de cebolla

Huevos de codornices decorados con la cola de cebolla

Hay dos maneras de comerla o prepararla: servirla cruda como condimento para decorar el plato, cocinarla como ingrediente. Cruda, puede tener un sabor fuerte, por eso se corta muy fina para suavizar el sabor. Cuando se cocina, da un sabor más suave a la cocción.

La próxima vez que corte esta cola, piense qué utilidades podría darle en la cocina.

¡Feliz año nuevo!

¡Hola amigos! Deseo a todos al nuevo año con mucha felicidad, salud y lleno de éxitos. Espero con que nos vaya bien con los nuevos proyectos.
Para mí este año nuevo será muy nuevo porque tengo un proyecto pendiente que puede ser muy interesante. A ver cómo y adónde me lleva.
Para mí el año que nos ha pasado ha sido un éxito porque he hecho muchas cosas nuevas que nunca he hecho en mi vida con varios proyectos a la vez más, metiendome en el mundo digital y ofrecer talleres de cocina. Encima de todo, gestionar los asuntos familiares.
Lo importante era para mí era estar con la familia y lo conseguí. Ya sé que es difícil estar con la familia y mientras dedicando al máximo al trabajo.
Con esta crisis esperamos que mejore un poco y qué nos bendiga con cosas buenas de la vida.

Sobre la salud, aunque había incidentes esporádicos de gota pero pude controlarla (ejercicio y buen régimen de comida sana, como la vietnamita y tailandesa, ¡Qué sorpresa!). Sólo tengo que moderar la consumación del alcohol, la cerveza en particular. Pero no me quejo.

Sobre el dinero, viene y va, qué más puedo decir. Hago poco a poco la inversión en mi negocio de catering sin perder la cabeza pero sin perder el servicio y la calidad de la comida. Lo hago según los requisitos de los clientes.

Últimamente, quiero dar las gracias a todos quienes me sigan y me apoyan. Sin vuestra opinión y comentarios no podría seguir mejorando. A través de este blog y por Facebook puedo estar más cerca a los lectores y clientes. ¡Sin vosotros, no habrá recetas y consejos!

Ahora, como es la tradición, mi resolución para el nuevo año es seguir mejorando, seguir aprendiendo y seguir adelante para ofrecer la calidad, con pasión y entrega. Igualmente, quiero seguir con este blog y con tiempo y suerte trabajar más en ofrecer un libro de recetas vietnamitas.

¡Os deseo toda la suerte del mundo para el 2012 y el más allá!